Leches vegetales – leche de arroz.

Leches vegetales – leche de arroz.

Las llamadas «leches vegetales» son una alternativa saludable a la leche derivada de animales. Quienes hacen del veganismo su forma de vida, la consumen periódicamente. Hay muchas razones para incluirlas en nuestra dieta diaria.

Particularmente no soy vegana, aunque he eliminado las carnes rojas y aves de mi dieta diaria. He probado diferentes tipos de leche vegetal y, de verdad, han resultado una excelente opción para mí. Sufro de colon irritable, y una de las cosas que me afecta más es la grasa contenida en la leche completa de vaca. Incluso la leche baja en grasa, o ligth, me produce gases. En las leches vegetales he encontrado una rica alternativa con que acompañar el café, o hacer una merengada de frutas, sin sufrir molestias estomacales.

¿Son iguales a la leche derivada de animales?

Se les llama leche por su consistencia, parecida a la leche derivada de animal. Obviamente no sabe igual. Su sabor depende del cereal o semilla que se utilice en su elaboración. Y también de cómo la saborices a la hora de prepararla. Aquí las opciones son variadas. La puedes dejar tal cual, con el sabor original de la semilla o cereal. O la puedes adornar con esencias como vainilla, almendra, canela. etc. La puedes endulzar con lo que quieras, ó simplemente  no endulzarla.

Las más conocidas son la de almendra, avena, arroz, coco, soya, quínoa.

En este post, te compartiré cómo preparo mi leche de arroz. Es una variación de la receta original, ya que en mi caso, la endulzo con papelón líquido (piloncillo, panela, chancaca), y eso le da un tono marrón a la leche. Es riquísima, y se puede consumir a diario. No te aporta casi calorías, si estás a dieta para perder peso. Y si sufres de colon irritable, como yo, no te afecta en lo absoluto.

Mi receta de la leche de arroz casera

Aquí se las comparto:

-) Media taza de arroz blanco o integral, crudo.

-) Seis tazas de agua.

-)1/8 de cucharadita de aceite vegetal ( evita el de oliva, ya que le dá un toque amargo)

-)1/4 de cucharadita de canela en polvo, o esencia de canela.

-)1/4 de cucharadita de esencia de vainilla.

-) Una pizca de sal.

-) Tres cucharadas de papelón líquido.

En una olla mediana a grande, coloca cuatro tazas de agua y el arroz. Pon a calentar a fuego alto, y tan pronto comience a hervir, le bajas a medio. Revuelve con cuchara de madera, para evitar que el arroz se pegue al fondo. Déjalo hervir así por cinco minutos. Si utilizas arroz integral, entonces son ocho minutos, aprox. Luego apagas la estufa y dejas que se ponga todo a temperatura ambiente.

Una vez temperada, la metes en la licuadora o en el procesador. El arroz crece, así que es mejor que lo hagas en dos tandas, si la licuadora es pequeña. Cada tanda la licúas bien, por uno o dos minutos. Luego la cuelas y las juntas en un envase provicional.

Vierte en la licuadora/procesador el líquido que obtuviste, el cual debe tener consistencia cremosa ligera. A continuación viertes una taza de agua, la sal, el aceite, la vainilla y la canela. Licúa bien por un minuto, y enseguida viertes la otra taza de agua y el papelón líquido. Mezcla por 40 segundos.

¡Y ya tienes lista tu leche de arroz!

Te comparto algunos secretos de preparación

Estos tips te ayudarán a encontrar la mejor forma de hacer tu leche vegetal:

-) En la elaboración casera de la leche de arroz, avena o quínoa,  puedes usar cualquier aceite vegetal. Pero en la de de almendra, soya y coco, es mejor usar el aceite de cocinar homólogo. Ten cuidado y no confundas el aceite de comer con el de uso estético, en el caso de la almendra y el coco. El aceite le da una textura más suave, y evita esa sensación de sequedad al tragar. Por eso debe usarse un poquito nada más.

-) Yo la endulzo con papelón líquido, el cual previamente ya lo tengo preparado. Pero puedes utilizar papelón en polvo o granulado. También puedes endulzarla con azúcar, stevia, u otro edulcorante de tu preferencia. Cuando he utilizado edulcorante, con una cucharada pequeña es suficiente, pero eso dependerá de tu gusto.

-)  A mí me gusta mucho el sabor que le añade la canela en polvo. Pero si crees que es muy fuerte, puedes usar la esencia, que es más suave.

Con las medidas que te sugiero aquí, sale un litro doscientos gramos de leche de arroz, aproximadamente. Debes guardarla en un envase de vidrio, previamente esterilizado. Al no agregarle preservativo, debes mantenerla refrigerada. De esta forma tendrás tu leche de arroz fresca por cuatro días.

¡Espero la disfrutes tanto como yo!

No Comments

¿Te gustó el artículo? ¡Déjanos saber tus impresiones!

A %d blogueros les gusta esto: