Dan Brown, un eslabón entre lo real y lo fantástico.

Dan Brown, un eslabón entre lo real y lo fantástico.

Dan Brown publicó su primera novela, Fortaleza Digital,  en 1993. Pero fué en 2003 cuando su nombre se viralizó para millones de amantes de la lectura de suspenso. Su aclamado best-seller Código Da Vinci se convirtió en uno de los libros más vendidos de la historia.

Daniel Brown, su nombre de pila, nació en Exeter, New Hampshire, USA, el 22 de junio de 1964. Hijo de un matemático y una compositora de música sacra. Realizó sus estudios en la Phillips Exeter Academy y en el Amherst College.

Pocas personas saben que Dan Brown se dedicó un tiempo a su primera pasión, la música. Antes de su abrumador éxito como escritor, trabajó como pianista y compositor en California. Más tarde, al regresar a su ciudad natal,  se desempeñó como profesor de inglés en su antigua escuela secundaria. Sus obras más conocidas son siete. También escribió dos obras de corte humorístico, Men to avoid: A Survival Guide for the Romantically Frustrated Woman, y The Baid Book.

Pero…¿Cómo pasó  de ser un profesor de inglés a uno de los novelistas más famosos y controversiales del mundo?

Sin duda, Dan Brown ha sido uno de los novelistas más leídos del siglo XXI. Sus obras han sido traducidas a 56 idiomas, y se estima que sus obras pasan las doscientos millones de copias vendidas.

Particularmente creo que parte de la fórmula, ya no tan secreta, es esa mezcla entre lo real y la fantasía, la cual Brown sabe dosificar en las medidas exactas para que, incluso por un momento, llegues a dudar si lo que te sabías del tema, era cierto, ó creías haber descubierto de nuevo el agua caliente. Eso fué lo que me atrapó de Código Da Vinci. Recuerdo que cuando lo leí, lo hice en un fin de semana largo, viernes, sábado y domingo. Aunque ya lo precedía su reputación de libro «atrapalector», no creí que me «pegaría» al libro hasta terminarlo. No exagero, sólo paraba para ir a comer y al baño. Brown utiliza un elemento cierto, el Santo Grial, y desarrolla su propia versión de la historia acerca del mismo. Pero también lo acompaña de escenarios reales, y de circunstancias reales, como el Museo Louvre en París, el Opus Dei, la Capilla Rosslyn, en Escocia. Cabe destacar, además, que Leonardo Da Vinci era masón, y antes de que Brown escribiera su libro, ya se hablaba de mensajes ocultos en sus pinturas.

Esta fórmula ganadora ya se ha aplicado anteriormente en Angeles y Demoniosy se repite en El Símbolo Perdido y en Inferno, por eso, no es de extrañar que, si bien no se puede comparar el éxito de Código Da Vinci con el de los otros libros, éstos también han gozado de merecida fama, hasta el punto de haber sido adaptados al cine tres de ellos.

Realidad y fantasía, fórmula mágica

De los libros que he leído de Dan Brown, el que considero me impactó más fué El Símbolo Perdido, no solo por el desarrollo de la trama con esa fórmula ya distintiva de Dan Brown, sino también por tocar profundidades espirituales, de las cuales siempre que se ha hablado causa polémica. No se las voy a contar para que salgan ahorita mismo a comprar el libro y lo descubran ustedes mismos!

Aún no le leído su más reciente obra, Origen, la cual, por las reseñas ya publicadas al respecto, podría convertirse en otro best-seller, y un must-to-have en la biblioteca de todo amante de éste género de novelas. Espero poder leerlo pronto, si alguna alma caritativa tiene a bien prestármelo o vendérmelo a un precio razonable. por favor póngase en contacto conmigo. Le estaré muy agradecida.

¡Hasta un nuevo post!

Vilma Sánchez Affigne

No Comments

¿Te gustó el artículo? ¡Déjanos saber tus impresiones!

A %d blogueros les gusta esto: